Qué regalar esta Navidad

Ya está aquí la Navidad. Y con ella, las vacaciones de los peques.

Por fin los niños estarán en casa, disfrutando de los días más fantásticos del año. Días llenos de magia, ilusión y juego.

niña navidad

¿Por qué será que la Navidad les ilumina de esa manera tan especial?

Quizás sean las luces de colores, los árboles, los belenes… O los cuentos de Navidad, Papá Noel y los Reyes Magos. No, no. Seguro que son los regalos, los juguetes que inundan la habitación, la multitud de colores, formas, tamaños y sonidos ¿A que sí? Pues no.

Lo mejor de las luces de colores es que papá y mamá me llevan de paseo, sin prisas. Y me dedican SU TIEMPO.

Lo mejor de Papá Noel o los Reyes Magos es que papá y mamá me cuentan historias, escriben cartas conmigo y ME ESCUCHAN cuando les cuento lo que quiero, lo que me gusta.

Y sobre todo, lo mejor de los regalos es ver a papá y mamá mirándonos, sonriendo, PARTICIPANDO. Nos ayudan a abrirlos, a usarlos, a montarlos. Se agachan, se tiran por los suelos. Hacen lo que haga falta para que nos ilusionen.

Entonces ¿por qué nos empeñamos en colmarles de juguetes en vez de colmarles de tiempo, dedicación y juego? Los niños que juegan con sus padres son más felices y más creativos. Aprovechemos pues las vacaciones para jugar, jugar y jugar… y hacerles felices. Esa es la verdadera magia de la Navidad.

Si lo haces, verás los increíbles beneficios que tiene.

PARA ELLOS:

  • Los niños que juegan con sus padres crecen más sanos (emocionalmente) y se relacionan mejor con los demás.
  • Son menos agresivos y más creativos.
  • Tienen vínculos afectivos más sólidos y duraderos.
  • Desarrollan más la memoria y la concentración.
  • Se desarrollan a todos los niveles: cognitivo, emocional, funcional, moral…
  • Tienen más éxito en la escuela.
  • Tienen más posibilidades de ser felices.

PARA TÍ:

  • Te facilita su educación. Jugando aprenden a gestionar la frustración, a seguir las normas, a esperar su turno, a ser responsables, autónomos…
  • Jugando les trasmites tus valores personales: generosidad, respeto, solidaridad, tolerancia,…
  • Compartir su juego te ayuda a conocerles mejor, a comprenderles, a aceptarles.
  • Jugar con ellos mejora vuestra comunicación. En la adolescencia lo agradecerás.
  • Construyes para ellos recuerdos inolvidables. Un regalo para toda la vida.
  • Abandonarte al juego con ellos te desestresa, te relaja, te hace reír, te rejuvenece…
  • Y sobre todo… jugar con ellos les hace felices. Y no hay mayor felicidad que hacer feliz a alguien.

Así que, tú eliges. Juguetes o tiempo.

Si has elegido tiempo ¡Felicidades! Estás invirtiendo en lo que más quieres.

 ……………………………………….

Si tienes hijos menores de 6 años y quieres aprender cómo jugar con ellos, te puede interesar la revista digital “¿Juegas conmigo?  de logo edukame.

juegas conmigo

En sus 60 páginas te enseñan cómo fortalecer sus lazos afectivos contigo, jugando. Conocerás cuáles son los tipos de juegos que ayudan a su mejor desarrollo físico y emocional y cuál es la mejor manera de jugar con ellos, cómo intervenir en su juego. Resolverá tus dudas sobre la frustración que siente tu hijo al perder, sobre el problema de no compartir, sobre el exceso de juguetes, etc… Y aprenderás juegos simples (con pocos recursos) y muy efectivos, para esas tardes caseras que se avecinan estas navidades ¡El juego y la diversión estarán asegurados!

 ……………………………………….

Anuncios