Educación emocional ¿para qué?

En un mundo tan cambiante como el que nos ha tocado vivir, saber qué necesitarán nuestros niños en el futuro se hace prácticamente imposible.

¿Qué conocimientos, herramientas, aptitudes… les serán fundamentales para adaptarse a las nuevas realidades? No hay manera de saberlo.

Por tanto, sólo nos queda una solución. Dotar a nuestros niños de las herramientas y habilidades necesarias para afrontar con éxito y por si mismos las experiencias que la vida les vaya deparando.

¿Y cómo lo hacemos? Fomentando su buen desarrollo emocional de la misma manera que intentamos fomentar su desarrollo cognitivo.

En la infancia es donde se forjan la autoestima, la motivación, el autocontrol, la empatía, las habilidades sociales… En definitiva, la personalidad del niño (del futuro adulto) que le conducirá a saber vivir o no plenamente la vida y a superar o no los retos que se presenten. Retos que no podemos conocer de antemano y para los que no podremos prepararles por más que queramos.

Es por esto que pienso que deberíamos centrar todos nuestros esfuerzos no en el inglés, no en las matemáticas, no en las aptitudes académicas tan presentes en sus vidas. Deberíamos centrar todos nuestros esfuerzos en educarles para que desarrollen su inteligencia emocional, para que aprendan a gestionar mejor sus emociones. Una educación que les ayude a sentirse seguros y decididos, a motivarse ante los proyectos, a ser optimistas frente a los cambios… en definitiva, una educación que les prepare para la vida.

Si conseguimos esto, ellos mismos serán capaces de buscar las herramientas, conocimientos y aptitudes necesarias para el mundo que les toque vivir.

 

Son muchas las herramientas que internet nos ofrece en cuanto a educación emocional se refiere. En alguna ocasión os he hablado de algunas de ellas.

Hoy quiero hablaros de una en particular. Se llama  edukame.

Todo sobre educación emocional en la infancia. Combina a la perfección teoría, práctica y casos reales. Cada mes publica una revista sobre un tema en concreto: Las emociones en la infancia, Adios a los pañales, La adaptación escolar en la infancia, Las emociones y el deporte, Tiene celos ¿que puedo hacer?, El método de la paciencia con hijos,  La sexualidad en la infancia, Los miedos en la infancia, No quiero hacer caca, La despedida del chupete…

Cuando lo empecé a leer pensé que sería como tantas otras cosas que he leído sobre educación emocional. Todo muy bonito, grandes consejos de amor y respeto y pocas o ninguna solución real. Sin embargo, con la teoría ya te proporcionan una nueva forma de enfocar el problema y lejos de quedarse ahí, lo complementan con cantidad de herramientas útiles y casos prácticos. Además, te dan material adicional para pintar con tus hijos, para jugar, para leerles,…

Si te suscribes tienes acceso al libro digital “ser padres y madres” que aborda los principales temas de la infancia de la misma manera que las revistas. También hay material gratuito por si quieres echar un vistazo y conocer parte de su trabajo. Y cantidad de cuentos, juegos, posters…

Si os interesa, pasaros por allí.  Yo por mi parte iré comentando el contenido de las revistas para que podáis valorar vosotras mismas de lo que hablo.

Anuncios